domingo, 10 de abril de 2016

Pájaro moscon (Remiz pendulinus)





     Dedico esta entrada, a la memoria de mi madre, que de niño me enseño el siguiente refrán:

Marzo, anidarzo
Abril, hueveril
Mayo, pajarayo

     Refrán, que con mayor o menor exactitud, según las especies, trata de mostrarnos la fenología reproductora de mis amigas las aves. Y lo hago, porque esta entrada va de eso, del comportamiento reproductor de un paseriforme que suele pasar desapercibido para la mayor parte de las personas a pesar de lo llamativo de sus nidos.

     El pájaro moscón suele escoger un sauce junto a cualquier ribera, para colgar su elaborado nido de una de sus flexibles ramas, aprovechando una horquilla o ramificación en la que poco a poco ira tejiendo una cesta que se mecerá como un péndulo a la menor ráfaga de aire, de ahí su nombre científico. Para ello utilizara materiales naturales que recolecta en sus inmediaciones y que principalmente son fibras vegetales extraídas de la Enea a o Carrizo (Typha latifolia).



     También, aprovecha las pelusillas que envuelven las semillas de la especie (lo que conocemos vulgarmente por puros) para acolchar o mullir el nido. Esta costumbre, nos permite cuando estamos por el campo, saber si el nido es nuevo o de temporadas anteriores, ya que con el paso del tiempo, los materiales se van oscureciendo.



     Pues bien, el pasado miércoles por la tarde, mientras recorría junto a un amigo una zona en busca de territorios de nidificación de Aguiluchos laguneros (Circus aeruginosusu) descubrimos desde el coche a una pareja de moscones que estaban tejiendo el nido donde trataran de criar a sus pollos esta primavera, paramos el coche y desde él les hice algunas fotos, evidentemente la calidad no es buena ya que prima la tranquilidad de los animales y no nos acercamos para no molestarles. (Si pincháis sobre ellas, las veréis un poco mas grandes).







     La mañana siguiente, aprovechado mi primer día de vacaciones me acerque al lugar con la intención de aprovechar el mejor angulo de luz y tratar de hacer alguna foto un poco mas decenilla y algún vídeo con el que mostrar su trabajo de construcción que recuerda al de los tejedores africanos del genero Ploceus.







     Y ahora para no aburriros mucho un pequeño vídeo. Lo siento, me deje el trípode en el garaje esta cabeza ya no da mucho de si, y lo del pulso, casi que mejor no comentarlo.

video


     Como no es cosa de estar allí todos los días para no molestarles, las fotos que a continuación os voy a mostrar son de mi archivo. En ellas ya se puede ver el nido casi terminado. 



     O ya acabado. No sé si os gustara pero a mí me parece una maravilla, con su tubo de entrada que dificulta aún mas si cabe el acceso de posibles depredadores que quieran hacer de sus huevos o pollos su comida del día.





        Mientras estaba disfrutando de las evoluciones idas y venidas con aportes de material en el pico y viendo como avanzaba su construccion, pude también disfrutar del canto de una especie que recientemente ha vuelto de sus cuarteles de invernada en el África subshariana, el Cuco (cuculus canoros), que puntual como un reloj me recordaba que era hora de recoger los trasto y volver a casa para comer.



     Y como premio por haber aguantado hasta aquí, os dejos con otro de los vídeos. Algún día aprenderé a editarlos y ponerles títulos y sonido. De momento, es lo que hay.

video


     Saludos, nos vemos en el campo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario