domingo, 29 de enero de 2012

Madrugón y a Villafáfila del tirón.

     Las 6.00. Suena el despertador, ¡que susto!, hace tanto tiempo que no lo uso, que no sabía ni como apagarlo. Mucho sueño pero muchas más ganas. Para arriba de un salto y a la ducha a espabilar.  Luego, el ritual de enfundarse en el  traje de faena ( Eso de las capas de la cebolla). Desayuno rápido  y a las 6.55 noche cerrada, cielo estrellado -2ºC tras quitarle la escarcha al coche que ha dormido en la calle rumbo a Villafáfila.

Nada más coger el camino de las canteras y antes de dejar atrás el pueblo, tres Conejos se cruzan posiblemente asustados por las luces del coche. Cuando llevo 37 Km recorridos, el corazón se encoje al adentrarme de forma repentina en una espesa niebla que no permite alcanzar ni 25 metros de visibilidad, me temo lo peor de lo peor. Pero tras sólo 3 km, las estrellas vuelven a ser visibles y puedo continuar la ruta.

Antes de llegar a Benegiles, una Lechuza común cruza fugazmente la carretera por delante del coche, ésta vez ha tenido suerte, son muchísimas las que no lo consiguen. Una vez pasado el Cruce de Castronuevo, es una Liebre la que se ve sorprendida al lado de la cuneta. Y primera parada. Son las 8.00 Laguna de San Pedro. Villarrín.  Aún es de noche el termómetro exterior marca -4ºC. Una primera incursión al exterior, no se ve ni a jurar, apenas se oye actividad. Vuelvo al calor del coche y al romper el día, una foto del amanecer con la iluminación extra de los faros.



Otra incursión hasta el observatorio, ahora los gansos  Ansar común están despertándose y saludan con su trompeteo al amanecer, os pongo un video más por escucharlos, que por verlos pues la luz aún era muy escasa.

video



Me vuelvo tiritando para el coche con la sensación de que miles de alfileres pinchan mis manos. La línea del horizonte ya se destaca cuando un Busardo ratonero llega hasta lo alto del palomar que frecuentemente usa de atalaya.





Poco a poco, las primeras escuadras de gansos van levantando el vuelo dirección sur para ir hacia los sembrados a pastar, es muy agradable ver sus siluetas recortadas contra la luz del fondo.




Ya se ve el sol cuando el primer Cernícalo vulgar haciendo honor a su nombre, aletea suspendido en el aire buscando su desayuno. A continuación una cigüeña blanca pasa volando sobre mi cabeza con dirección suroeste.

 Son las 8.45 En la laguna ya se pueden distinguir Ansar común, Ánade azulón, Cerceta común, Pato cuchara, Lavandera blanca, Milano real, un aguilucho lagunero, varios bandos de Estorninos negros y algunas Avefrías, cuando ya recojo y voy a subirme al coche, el juvenil  de Colirrojo tizón saluda con su canto desde uno de los bancos del observatorio, creo que a este,  le gusta mucho  ver pajareros pues ya es famosillo entre los habituales.







Continuo hacia Otero de Sariegos  y antes de llegar al cruce, veo tres Cornejas negras a la izda. de la carretera,  nada más pasar el cruce, frenazo en seco y a contar 1, 2 , 3 …, 18 Perdices rojas a menos de 80 metros. Están o bien comiendo, o bien soleándose en un sembrado.  Sigo no más de 200 metros y un nuevo bando de  perdices, esta vez son 34 las que consigo contar. No puedo menos que recordar, que es el último fin de semana de caza, con un poco de suerte a éstas  ya no les dan matarile. A finales de temporada, los pocos efectivos que  sobreviven a la bárbara sin razón humana ya están más que curtidos y no será fácil que los escopeteros consigan acercarse, un poco más adelante algunas Urracas, Cernícalos vulgares en varios postes, un Buitrón que parece tomarme el pelo y una Alondra común.

Llego a Otero, cada vez más deteriorado y en un estado de ruina muy avanzado y lamentable. En un charco junto al pilón, un Bisbita picotea el hielo, pero no da tiempo a ver de qué especie se trata. Dejo el coche frente a la puerta de la iglesia y me doy una vuelta por el lugar, Grajillas comunes salen de la torre, Gorriones comunes, 2 Pinzones comunes buscan semillas en una de las calles, Jilgueros, una pareja de Colirrojos tizones, una Lavandera blanca de 1er invierno, un Busardo ratonero que sale asustado cuando me ve aparecer repentinamente al doblar una esquina y conejos por todas partes, incluso como veis dentro de lo que en su día fueron los hogares de unos seres a los que la vida moderna ha alejado del medio rural.



Y por fin el Mochuelo,  ha costado encontrarlo pero al final han sido dos los vistos. Me he dicho a mi mismo, que el día que no veamos a esta simpática especie por este lugar, es que las cosas deben estar realmente chungas. Una fotillo testimonial bastante recortada, pues no me resisto a enseñaros esa carita de sabio con esos ojos amarillos.






                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

Sin darme cuenta, se me ha echado la hora encima. La conferencia está previsto comience en 12 minutos. Carrera hasta el coche y para el C.I. sin pausa.  Por el camino y partiendo el hielo de los charcos, una Garza real levanta el vuelo, bandos de Gansos mezclados con Azulones, algunos Milanos reales y Cernícalos vulgares varias Avefrías, Urracas y puede que un bando de Chorlitos dorados pero no hay tiempo de parar y montar el teles para asegurarnos por lo que estos no cuentan.

 Llego a la casa del parque y me dirijo rápido hacia la salada de reuniones situada en el edificio de la guardería del parque, voy tan acelerado que ni me quito los prismáticos. Allí ya están la mayoría de los asistentes y Saludo al amigo Víctor Salvador y voy a conocer en persona a Miguel Rodríguez y a su padre. Pero eso, os lo cuento ahora.




La conferencia, la impartía Enrique Ayllón, de la Asociación Española de Herpetología (AHE), sobre el Programa de Seguimiento de Anfibios y Reptiles (SARE),que están llevando a c abo. En ella, de forma amena, nos ha detallado  lo más destacado del sistema y los resultados  obtenidos hasta la fecha.

Repartieron algo de material, entre los asistentes, entre otras cosas, el nº 20 del Boletín de la asociación.

 Posteriormente habló del SIARE, la base de datos on-line  siare.herpetologica.es/ donde tod@s podemos ordenar nuestras propias observaciones de anfibios y reptiles y con la que podemos ayudar, de forma fácil, al conocimiento de la distribución de estas especies en nuestro país.

Para finalizar, dio unas claves para el reconocimiento y la diferenciación de las distintas especies de ranas pardas y de las lagartijas de los géneros Iberolacerta, Podarcis, etc. Una charla muy instructiva y amena, en la que además pude conocer a Un joven Ornitólogo vecino de Salamanca Miguel Rodríguez, 14 añitos y un fenómeno que me tiene enganchado a su blog.
http://elornitoblog.blogspot.com/

Realmente, el de los Herpetos, es un mundo para mi aún por descubrir.  Creo que voy a comenzar a fijarme de manera activa en estos amigos. Y quién sabe, igual el próximo año me atrevo con alguna cuadrícula del proyecto. Desde aquí animo a l@s que estéis un poco puestos en el tema a que colaboréis

Tras la conferencia un poquito de charla y luego a disfrutar compartiendo mesa de la compañía de dos de los grandes: Alfredo Hernández y Enmanuele D´hore. (La próxima me toca pagar a mi) Tengo tanto que aprender y es tan sencillo a su lado, que una vez más, se nos echó el tiempo encima.

Me llevaron hasta la balsa de decantación, para enseñarme el camino, mira que soy torpe, lo he intentado en varias ocasiones pero no lo había conseguido y la verdad es que una vez que lo sabes,  no tiene pérdida.  Gracias una vez más amigos.

Desde la balsa y en los escasos minutos que allí estuve pude añadir a la lista del día, varios ejemplares de Zampullín chico y algunos Tarros blancos en la lejanía.

Había que llegar a Zamora, pues me esperaban,  Por lo  que toco despedirse, una pena, seguro que disfrutaron de buenas observaciones.

En el camino de vuelta y desde el coche aún pude añadir un Azor, probablemente hembra por su enorme tamaño, un Aguilucho pálido también hembra y un Cuervo que pasaba tras un Milano Real.




Es pero no haberos aburrido si es que habéis llegado hasta aquí.

Gracias.

5 comentarios:

  1. Hola Carlos,
    A mi me hubiera gustado ir y, de hecho, esos eran mis planes, pero un imprevisto de última hora me lo impidió. Me alegro mucho de que disfrutaras y espero que coincidamos pronto. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola paisano, veo que con Miguel (el ornitoblog) pasasteis un buen día por Villafáfila, me alegro. No conociamos tu blog pero ahora ya lo conocemos, nos hacemos seguidores.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo si sigo el vuestro hace algín tiempo y además, creo que con uno de vosotros estuve un día charlando en un bar de Ciudad Rodrigo en la salida hacía Salamanca, llevabas una Canon con un pepino de esos blancos y creo recordar que coleta, ja ja ja...

      Eliminar
  3. -Hola Carlos. No me dejaba comentar. Ahora creo que sí.

    A ver si algún día más podemos quedar a pajarear.

    Bonita foto del mochuelo

    Y gracias por esos halagos.

    Saludos Miguel

    ResponderEliminar